viernes, 13 de julio de 2018

Principios: Gestión pasiva

Comenzamos nuestra primera serie de posts con la intención de desarrollar lo que se estableció anteriormente en nuestros "10 mandamientos" de #yomeloinvierto.

En primer lugar nos vamos a ocupar de una de las cuestiones fundamentales, que es de la que se derivan gran cantidad de las recomendaciones posteriores: por qué gestión pasiva*.
(*Se recomienda ver el glosario de términos)

¿Por qué gestión pasiva?

Vamos a poner la respuesta corta primero y luego la desarrollaremos: Preferimos gestión pasiva porque, a largo plazo (y nosotros somos inversores a largo plazo), la mayoría de los gestores activos lo hacen peor que sus benchmarks o índices de referencia y, además, nos cobran una comisión bastante elevada por ello, en comparación con lo que costaría una gestión pasiva.

¿De verdad la gestión activa da resultados tan pobres?

Pues, para muestra, un botón... Ya alguien hizo una apuesta al respecto (nada menos que Warren Buffet) y ganó: Se jugó un millón de dólares con una firma de gestión activa (Protégér Partners) a que una cesta de 5 fondos elegidos libremente por dicha gestora lo haría peor que el S&P 500 en un periodo de 10 años. Y así pasó.

Pero no nos quedemos ahí. S&P Global publicó en septiembre de 2016 un informe resultado de una investigación exhaustiva al respecto. Reproducimos uno de los cuadros más reveladores de dicho informe a continuación. En él se observa que alrededor del 90% de los fondos de gestión activa (en este caso renta variable) lo hacen peor que los índices de referencia.


Este mismo cuadro, pero con fondos de renta fija, lo puede uno también encontrar en el mismo informe mostrando resultados muy parecidos.

De todo lo anterior se deduce que, aproximadamente el 90% de las veces que optemos por una gestión activa, estaremos teniendo un retorno peor que si nos hubiéramos indexado (gestión pasiva).

¿Y los costes?

Pues, efectivamente, el asunto no acaba ahí. El problema añadido son los costes de gestión y administración que ha de soportar el inversor en productos de gestión activa. Detengámonos un momento a ver cuáles son esos costes. Para ello hemos ido a mornignstar.es y hemos mirado los 5 fondos más populares (por número de consultas) en España en el último mes disponible (azValor Internacional, Cobas Selección, True Value, Santander Small Caps España, Bestinfond). Estos son sus gastos totales (TER):

Y como el interés compuesto es la fuerza más poderosa del universo (esto lo dijo Albert Einstein), pues este es el efecto que tiene el que nos detraigan de nuestras inversiones un porcentaje de esta magnitud durante el tiempo que mantengamos nuestras inversiones (estudio de J A Bikker y J Dreu) - en este caso aplicado a un plan de pensiones:

Según este estudio y tal y como muestra la gráfica (cuyas asunciones son: inflación 2%, retornos anuales medios 7%, 40 años de contribución y 20 años de jubilación), 2 puntos de coste anual de la inversión (TER) nos reducen la prestación de nuestro plan de pensiones a la mitad.

También podemos hacer un cálculo genérico más de andar por casa. Si asumimos una aportación única inicial y unos retornos/costes/inflación medios, obtenemos que 2 puntos de comisiones anuales (típico en gestión activa) a lo largo de 40 años se comen el 55% de nuestro valor final, frente a un 11% en el caso de una comisión del 0,3%, que es lo más habitual en una gestión pasiva:

Y si todavía hay alguien que no se cree que, de unas simples comisiones y gastos, pueda derivarse semejante impacto para un inversor en el largo plazo, que aplique la fórmula de capitalización compuesta, por ejemplo, a 100 euros, y que nos cuente...


Ejemplos de vehículos de inversión de gestión pasiva


Con toda seguridad dedicaremos numerosos posts más adelante a seleccionar nuestros vehículos de inversión, confeccionar Carteras ejemplo y decidir dónde buscar y  suscribir nuestras inversiones. De momento sólo nos vamos a limitar a exponer unos criterios muy sencillos así como algún ejemplo.

1. Ejemplo de búsqueda de fondos de inversión de gestión pasiva (indexados):
  • Utilizamos la archi-conocida web morningstar.es, en "Herramientas", "Búsqueda avanzada de fondos".
  • Seleccionamos Amundi Luxembourg S.A. en "Gestora ", Renta Variable en "Categoría", Euro en "Divisa base" y marcamos Acumulación en "Distribución o Acumulación".
  • En la parte inferior del todo ("Comisiones del fondo y detalles de compra") ponemos el límite de "Gastos corrientes" en 0.50.
  • Pulsamos "Búsqueda" para obtener la lista de resultados. Podemos ordenar por "Gastos corrientes" (TER) pulsando sobre el epígrafe correspondiente en la cabecera de la tabla. Para ver los mínimos de inversión requiridos seleccionaremos la pestaña "Gestión".

      Nótese que:
  • Las comisiones de entrada y reembolso no son relevantes porque lo normal es que no se cobren (no nos hemos encontrado hasta la fecha en España ningún comercializador que lo haga, aunque no está de más preguntar).
  • La descripción de estos fondos de la gestora Amundi dice "Index" e indica más o menos claramente qué índice replican.
  • Los Gastos corrientes, al ser gestión pasiva, lo normal es que estén en el 0,3% o por debajo (rara vez un poco por encima - si acaso índices de países emergentes).
  • Podíamos haber seleccionado otra gestora, como por ejemplo la más conocida Vanguard. Sin embargo, mientras que los fondos indexados de Amundi tienen inversiones mínimas asequibles (200 euros), en los de Vanguard el que menos son 100 mil euros de mínimo.
  • Si buscamos un comercializador en España donde poder adquirir estos fondos por nuestra cuenta, nos consta que están disponibles los de Vanguard y Amundi en Renta 4 y BNP Personal Investors, y los de Amundi en Selfbank.
2. Ejemplo de búsqueda de ETFs de gestión pasiva (indexados):
  • En este caso preferimos utilizar justetf.com, pues nos da ya filtrados los ETFs registrados para su comercialización en España.
  • Seleccionamos el país "Spain", "Private investor". Vamos al menú superior "ETF Screener". 
  • Después seleccionamos "Equity" del menú de la izquierda para buscar sólo renta variable y, dentro de "Equity Strategy" seleccionamos, por ejemplo, "Value". Más abajo, en "Use of Profit" marcamos "Accumulating" y veremos el siguiente resultado:

Nótese:
  • La descripción de cada ETF también nos indica qué índice replica. Si pinchamos en uno de ellos veremos más detalle.
  • Los gastos corrientes son también del orden del 0,2% -0,3%.
  • En ETFs, sin embargo, tenemos mucha más variedad de índices (hay smart beta*, así que hemos podido en este caso selecionar "Value") y de gestoras. Además, no hay mínimos de entrada.
  • Los ETFs son como las acciones, así que los vamos a encontrar online en muchos brokers/Sociedades de Valores (Clicktrade, ING direct, Selfbank...)
(*Se recomienda ver el glosario de términos)

Últimas tendencias

En España, el mercado de las inversiones está todavía dominado por la gestión activa. Esto no ocurre así en el resto del mundo. En Estados Unidos, los productos de gestión pasiva batieron en 2017 un nuevo récord en cifras de captación (más de 460 mil millones de euros netos), de la mano de firmas como Vanguard, iShares (Blackrock) y SPDR (SSGA). Solo Vanguard está captando más de 1.000 millones al día...

Recientemente, en nuestro país, a las firmas que ya estaban proporcionando asesoramiento en torno a la gestión pasiva (Indexa Capital, Finizens, etc.) se ha sumado Bankinter con su servicio Popcoin. Lo que proponen estas firmas es orientar al potencial inversor hacia la gestión pasiva (ETFs, fondos de inversión) y vender su asesoramiento a cambio de una comisión adicional que puede oscilar entre el 0,4% y el 0,6%. Lo que pasa es que esta comisión que nos cobran estas Agencias/Sociedades de valores hay que sumarla a la comisión de gestión de los productos/vehículos de inversión en los que habremos de invertir, que va a ser del entorno del 0,25% o 0,3%.

Evidentemente no tenemos nada en contra de las Agencias o Sociedades de Valores que proporcionan asesoramiento y, lógicamente, han de cobrar por ello. No obstante pensamos que, invirtiendo un poco de tiempo, voluntad y esfuerzo, el inversor que tenga interés en aprender y entender las diferentes estrategias de inversión, productos, riesgos, costes, etc., puede llegar a ser suficientemente competente para gestionarse sus inversiones y ahorrarse los costes adicionales que acabamos de mencionar.

De ello nos seguiremos ocupando en nuestros siguietes posts. ¡Feliz gestión pasiva!



No hay comentarios:

Publicar un comentario